Peter Parker: ¿un fotógrafo muy bien pagado? 

Quizá alguna vez te has preguntado cómo ganan dinero los superhéroes, cómo se mantienen para vivir su ajetreada vida sin caer en la pobreza. Es bien sabido que algunos recibieron grandes herencias, otros son importantes empresarios, mientras que sólo unos pocos han sobrevivido con profesiones más comunes: contadores, fotógrafos, ilustradores o trabajadores sociales.

Ese es el caso de Peter Parker, quien no contó con una fortuna de herencia luego de que sus padres murieran. De hecho, luego de que su tío falleciera, tuvo que hacerse gasto de todos los gastos de su casa, dado que la recordada tía May ya era de avanzada edad.

Peter tuvo que sortear muchos obstáculos para poder sobrevivir y tener dinero para mantenerse. Por esta razón tuvo que empezar a trabajar siendo aún muy joven.

Un poco más de su empleo

Peter se dedicaba a la fotografía, esto le hizo conseguir un empleo en el Daily Bugle por sus grandes tomas de ¿él mismo? Claro, como spiderman, al igual de las luchas que tenía con sus enemigos.

Cabe destacar que Peter estaba muy adelantado a su época. Pues logró crear una tecnología muy parecida a lo que hoy sería una cámara GoPro. El joven Peter pegaba a su traje de hombre araña una cámara, que le permitía hacer tomas de sus grandes hazañas. A veces también las colocaba en lugares estratégicos con la ayuda de sus telarañas.

Peter tomó cientos de miles de fotos de las luchas con sus enemigos, lo que le hizo tener un empleo bastante estable en el Daily Bugle. 

¿Cómo consiguió el empleo?

Por supuesto que gracias a su mayor secreto: ser Spiderman. 

Todo comienza en el #2 de The Amazing Spiderman, cuando Peter le promete a  J. Jonah Jameson, editor del diario, que conseguirá las mejores fotografías del superhéroe del momento, el Hombre Araña, a cambio de que le pague por las fotografías.

Jameson por supuesto no le cree, pues considera que es sólo un joven sin atributos.

Sin embargo, luego de una lucha con The Vulture, Peter logra conseguir las fotos y vuelve al Daily Bugle donde el editor le pregunta: “¿Eres acaso un mago?”. Y decide contratarlo para que obtenga más fotografías.

¿Cuánto fue este primer pago?

Se puede estimar que el pago por estas fotografías fue de al menos  500 dólares por cada foto. Era un total de 8 fotos por lo que el total del pago fueron al menos 4 mil dólares. Y esto sólo en el primer pago.

Esto puede suponerse ya que unas páginas más adelante se observa todo lo que pudo pagar Peter con este pago. 

No sólo pudo salir de la depresión que se encontraba por no tener dinero para pagar las cuentas, sino que también pagó la renta de todo un año del departamento en el que vivía con su tía May, compró una cocina nueva, entre otros gastos.

Si se calcula el precio de una renta para el año de 1963, fecha en la que fue publicado el cómic, se estimaba que eran al menos 3 mil 500 dólares. A esto se le debe sumar el valor de una cocina, que para la época estaba en al menos 250 dólares y el resto de los gastos, que pudieron rondar en al menos 500 dólares. 

Esto da un total de 4 mil 250 dólares en este primer pago. Lo que le vendría dando anualmente al Hombre Araña al menos 51 mil dólares. Sólo haciendo 8 fotografías por mes.

¡Hay más!

Quizá te parece muy poco debido a la inflación actual. Pero si se extrapola eso a la actualidad, el primer pago pudo haber sido de al menos 32 mil dólares. Es decir, recibió por cada fotografía un mínimo de 4 mil dólares. Lo que vendría siendo anualmente 384 mil dólares. ¡Increíble!, ¿no? Un sueldo muy bien pagado para un fotógrafo de diario y tan joven como Parker.

Claro, esto no se puede comparar con los millones de algunos otros superhéroes. Como la fortuna de uno de sus actuales mentores como lo es Ironman. Pues el afamado empresario, heredero de Stark Industries, se estima que tenga un patrimonio neto de 20 millones de dólares. Eso sin contar que cada uno de sus trajes puede valer 100 millones de dólares.

Aunque no lo alcanza, el increíble Hombre Araña ganaba muy bien para su época, ¿no crees?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *